Volver
Logis Hôtels - Votre séjour en Aquitaine

Su estancia en Aquitania: mar y gastronomía

El Atlántico le depara las arenas de la Gironda y las Landas, flanqueadas por pinares, así como la costa vasca, más abrupta..., mientras que el interior le ofrece soberbias ciudades de nueva planta medievales, vestigios prehistóricos e incontables lugares donde saborear delicias gastronómicas… Una pequeña muestra de la existencia de las “diversas Aquitanias”.

Aquitania, a caballo entre el mar y el campo

Aquitania ofrece numerosos atractivos turísticos, desde las escenas marítimas hasta los paisajes campestres, que harán las delicias de los grandes amantes de la naturaleza. Desde el faro de Cordouan hasta los Pirineos, pasando por la meseta de Arcachon hasta las cuevas de Lascaux, su estancia en Aquitania le brindará numerosos encuentros insólitos de diversa índole en el mar, los bosques, las viñas, el campo y la montaña; en ciudades medievales, castillos y soberbios viñedos, que han resistido a lo largo de los siglos...

La inmensa riqueza cultural de Aquitania asoma en cada carretera y en cada departamento. A medida que recorra esta impresionante región, podrá constatar cómo poco a poco cambian los modos de vida, las tradiciones, los rasgos humanos, el acento e incluso la costumbre de llevar boina.  

Al litoral lineal de la Gironda y las Landas, paraíso de los naturalistas, se opone la costa vasca, más rocosa y abrupta. A escasa distancia de las localidades de verano que se suceden desde Soulac hasta Hendaya, se extiende una apacible campiña, jalonada de viñedos, pueblos pintorescos y castillos que seducirán a los amantes de la naturaleza en estado puro.

Una estancia en Aquitania es la ocasión ideal para descubrir Périgord y Lot-et-Garonne, además de otras regiones más desconocidas como Entre-Deux-Mers en Gironda, la Chalosse en las Landas o Béarn en los Pirineos Atlánticos. Si hay algo en común entre la arquitectura de Burdeos y la de Sarlat, las cuevas prehistóricas del valle de Vézère y los arenales de las Landas es, sin duda, la belleza de las formas en armonía con los paisajes.

Si le gustan los edificios históricos, no deje de visitar las ciudades de Villeneuve-sur-Lot, Monpazier, Eymet Monflanquin... fundadas en los siglos XIII y XIV, o recorra las callejuelas medievales y renacentistas de Brantôme, Sarlat o Saint-Émilion. Su estancia en Aquitania supone, además, la ocasión ideal para hacer un agradable viaje en el tiempo retrocediendo unos cuantos miles de años al descubrir la belleza de las pinturas rupestres de Lascaux o el zoo prehistórico de Fontirou. Disfrute de las delicias del parque natural de los Pirineos, su flora y fauna autóctonas, que se desarrollan en un entorno aún protegido.

Aquitania: tierra de agua, nieve y gastronomía

Si desea practicar un deporte emocionante, déjese llevar por la alegría del rafting en los torrentes pirenaicos, la calma de un paseo en piragua por las apacibles aguas del Dordogne, o la bravura del océano practicando el surf en Lacanau, Hossegor y Biarritz; o incluso izando velas en los grandes lagos que abundan en el litoral. Si desea una estancia con más calma, descubra la región desde las llanuras de las Landas hasta los puertos pirenaicos, a pie o en bicicleta por las pistas y senderos acondicionados.

Los restaurantes de Aquitania le van a sorprender por la diversidad de sus especialidades para comer o cenar. Los confits y foies gras aparecen en todas las cartas, pero los bordeleses tienen debilidad por la lamprea, los perigordinos por la trufa, los vascos por el jamón de Bayona, el chocolate, el turrón y el Izarra...

Un buen menú le dará, sin duda, la oportunidad de degustar las ostras de Arcachon y un "salmis de palombe", regado con uno de los "príncipes de los vinos", denominados Médoc, Saint-Émilion, Pomerol o Graves. El mundo entero envidia estos deliciosos burdeos y sucumbe ante el aroma a ciruela o violeta de un armagnac maduro.

¿Tiene pensado disfrutar de una estancia en Aquitania durantes sus próximas vacaciones o durante un fin de semana? Reserve su hotel restaurante Logis  y disfrute de las numerosas actividades que le ofrecen sus anfitriones.

¿Le gusta el sol, la playa, pasear por la arena? Descubra nuestras estancias Mar y ESTANCIAS AGUA y disfrute de unas vacaciones de éxito asegurado. ¿Prefiere reservar una ruta? Reserve un ALOJAMIENTO DE CALIDAD donde descansar con total tranquilidad en familia, con habitaciones comunicadas, o en pareja.