Volver

Su estancia en Portugal: sol, playa y el océano Atlántico

Un clima suave, 3.000 horas de sol al año y 850 km de magníficas playas bañadas por el océano Atlántico hacen de Portugal un destino ideal en cualquier estación.

En este país, que es también uno de los más viejos de Europa, encontrará una gran diversidad de paisajes, numerosas actividades de ocio y un patrimonio histórico y cultural muy rico. En Portugal, tradición y modernidad se mezclan en total armonía. La gastronomía, los buenos vinos y un pueblo particularmente hospitalario son sin duda atractivos turísticos innegables que seducirán a los visitantes desde el primer momento.

En Portugal, quizá más que en ningún otro lugar, la tierra y el océano han forjado una identidad particular, muy diferente de la de sus vecinos españoles, lo que algunos han llamado «la singular especificidad portuguesa». Tierra oceánica por excelencia, Portugal edificó ahí su historia y sus mitos y posee uno de los pasados históricos más ricos. Curiosamente, este pequeño país (su superficie es aproximadamente una sexta parte de la de Francia) sorprende no obstante por su diversidad y la riqueza de sus paisajes.

Portugal es uno de los destinos predilectos no solo por su suave clima oceánico y sus apreciados vestigios, sino también por la calurosa acogida de sus habitantes que le invitan a descubrir este pequeño rincón de Europa, bañado por el Atlántico. Una experiencia única para disfrutar totalmente en un hotel Logis durante de su estancia en Portugal.

Los sitios turísticos en Portugal son numerosos y muy variados. Encontrará lugares maravillosos que no puede perderse, como Lisboa y Oporto. Una estancia en el Algarve es igualmente imprescindible. Sin olvidar la belleza del archipiélago de las Azores o de Madeira con su clima primaveral durante todo el año. Durante su estancia, no deje escapar la oportunidad de visitar el faro Cabo da Roca, que es el punto más occidental del continente europeo.

Estancia en Lisboa

Déjese llevar por el encanto portugués en Lisboa con sus pequeñas callejuelas y sus sitios turísticos más destacados como la Torre de Belém, Alfama, el Castillo de San Jorge, el Teatro Nacional Doña Maria II. ¡No dude en pasar varias noches en uno de los hoteles Lisboa!

Un fin de semana de encanto en Oporto

Declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, la ciudad de Oporto es también la segunda ciudad más grande del país. Esta última alberga un centro histórico con gran encanto, clasificado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Es el barrio de la Ribeira, un precioso laberinto de pequeñas y estrechas callejuelas que llevan hasta el río, el Duero. ¡El lugar ideal para su estancia en Oporto!

Célebre también por su famosa bebida del mismo nombre, el oporto, la ciudad alberga un rico patrimonio histórico así como iglesias y monumentos excepcionales, como la catedral de Porto (La Sé de Porto) o la iglesia de São Francisco. En Oporto son igualmente visitas imprescindibles de estilo moderno la Casa de la Música (Casa da Música) y el museo de Serralves. ¡Es difícil no dejarse seducir por Oporto!

Farniente y naturaleza durante su estancia en el Algarve

Si va hacia el sur, debe hacer un alto en el Algarve y disfrutar de las maravillosas playas y del suave clima de esta región. Destino turístico de Portugal por excelencia, el Algarve es el lugar ideal para una estancia inolvidable. Descubra lugares increíbles como Sintra, que alberga dos de los tesoros más importantes de Portugal: el Palacio Nacional de Sintra sin olvidar el Palacio da Pena.

El parque natural de Formosa y la famosa reserva de Catro Marim son otras visitas imprescindibles de este destino: los amantes de la naturaleza sabrán apreciar sin duda la tranquilidad de estos lugares.

En 1914, seis apariciones de la Virgen María dieron a conocer al mundo entero la localidad de Fátima, un pequeño pueblo que en la actualidad atrae a miles de peregrinos todos los años.

Óbidos, una bella localidad del Algarve, es famosa por la belleza de sus murallas y de su castillo. La ciudad de Batalha alberga el célebre monasterio de Batalha, clasificado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Otra visita recomendable durante su estancia en el Algarve es el monasterio dominico de Santa Maria da Vitoria, otro lugar declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Una estancia gastronómica en Portugal

Excelente, abundante y muy económica, esos son los tres adjetivos que mejor describen la cocina portuguesa. Esta se complementa perfectamente con sus excelentes vinos. Los pescados y el marisco son otro pilar de la gastronomía nacional. Pescados asados y mariscos (abundantes a lo largo de toda la costa) le dejarán un recuerdo inolvidable de la cocina portuguesa.

Respecto a los platos de carne, no deje de probar un plato típico del país: el famoso estofado portugués, una sabrosa combinación de carne y legumbres. Si se encuentra en el norte, podrá igualmente degustar las tripas o la feijoada. El aceite de oliva, de gran calidad, está siempre presente en los platos y acompaña a la perfección las 1001 recetas de bacalao.

Por último, Portugal ofrece vinos de gran calidad. Pero no se engañe, el oporto no es el único gran vino nacional. Los vinos del Douro, del Alentejo y muchos otros caldos son igualmente excepcionales.

¿Preparado para descubrir Portugal durante su próxima estancia? Es el momento de reservar su hotel Portugal y aprovechar las riquezas del territorio y de la gastronomía nacional.