Volver
Logis Hôtels - Votre séjour en Ile de France

Su estancia en Île-de-France: descubra las riquezas de la región parisina

Una estancia en Île-de-France es la ocasión ideal para hacer acopio de una enorme reserva de imágenes y emociones. Si tiene espíritu de aventurero y un viernes, un sábado o un domingo libres...

Île-de-France en cualquier temporada

Primavera festiva en París, cuando las esculturas reaparecen en los Campos Elíseos.

Verano medieval en Provins, donde caballeros y escuderos toman las murallas al asalto.

Otoño animal en Fontainebleau, cuando en el bosque brama una fauna muy bien protegida.

Invierno triunfal en Saint-Denis, donde se construye la vía real de acceso al estadio de Francia…

Île-de-France vive las cuatro estaciones dejando al visitante el privilegio de la improvisación. A medida que pasa el tiempo, uno se deja mecer por la fuga de los cursos de agua, la sonata de sus pueblos, la zarzuela de las riberas del Marne, el réquiem de las catedrales… Una historia perfectamente orquestada en sus grandes arias, muestra de que la región capital del país cuenta con un corazón enternecedor...

Descubrimiento repentino de Île-de-France

Su estancia en Île-de France le permite admirar las obras maestras de los grandes alarifes de las catedrales. A un paso de los adoquines de la Ópera Bastille se encuentran los conjuntos históricos fortificados de Provins, Dourdan, Nemours o Égreville. A un soplo del palacio de Maisons-Lafitte, la Grande Arche (Gran Arco) de la Défense. A una eternidad de la basílica de Saint-Denis, la catedral de Evry, y a una eternidad de los herederos de los Capet, los arquitectos actuales, nuevos «señores» de las ciudades.

Desde aquí se pueden recorrer tranquilamente mil años de la historia de Francia, pues los paseos tomados al azar encuentran repentinamente un destino... Nada comparable a una excursión por el Sena, cuyos meandros conservan todos los humores de la ciudad, para aprender, a la extravagante velocidad de 8km/h, cómo se puede saborear el paso del tiempo.

Nada más emocionante que un paseo impresionista por Auvers-sur-Oise, Giverny o la isla de Châtou, tras las huellas de Van Gogh, Monet o Renoir. Nada más mágico que descubrir de manera repentina, un antiguo vado, un molino dormido y una ribera que antaño atravesaban los caballos que tiraban de la sirga.

Île-de-France: atracciones únicas

El palacio de Fontainebleau lleva a los más pequeños tras los pasos de Da Vinci y Napoleón, dos de sus huéspedes más ilustres, mientras que en las paredes rocosas que lo rodean, los «acróbatas» ponen a prueba su sentido del equilibrio.

El Argonaute se alza en el muelle del parque mágico de La Villette y el Gato con botas aún fabula en el parque del palacio de Breteuil. Las ferias Foire du Trône y Fête à Neu-Neu nos harán dar varias vueltas para que nos recuperemos después a base de gofres y golosinas. En Marne-la-Vallée, Mickey tiene su propio show y Alicia le espera para merendar cerca de la casa encantada y del castillo de la Bella Durmiente.

Para terminar, Augusto, con su increíble humor, conquista a mayores y pequeños en el Cirque de Paris. ¿Quién ha dicho que en Île-de-France nadie se ríe?

¿Tiene ganas de divertirse, de descubrir, de maravillarse de los esplendores de la región parisina? Reserve su hotel restaurante Logis y goce de una inolvidable estancia en Île-de-France.

 

¿Le ha encantado su estancia en Île-de-France? ¿Desea descubrir otras regiones de Francia y reservar un HOTEL RESTAURANTE LOGIS? Consulte nuestra GUÍA TURÍSTICA para conocer los atractivos turísticos de Francia y Europa. Y si desea saborear la cocina de nuestros grandes chefs, descubra nuestra selección de RESTAURANTES GASTRONÓMICOS.