Volver
Logis Hôtels - Votre séjour au Grand Duché de Luxembourg

Su estancia en Luxemburgo, entre la naturaleza y un patrimonio bien conservado.

Luxemburgo es sinónimo de patrimonio arquitectónico bien conservado y paisajes diversos, numerosas actividades culturales, deportivas y turísticas. Síganos por los caminos que llevan al valle de los siete castillos, a la pequeña Suiza, al Mosela o a la región de las tierras rojas.

Estancia en Luxemburgo, en el corazón verde europeo.

Una estancia en Luxemburgo encantará a los amantes de la naturaleza y el conocimiento. Cerca de la capital, Luxemburgo se extiende en un auténtico vergel, en campos que se pierden en el infinito y los dos bosques de Bambësh y Grengewald, el paraíso de los amantes del senderismo y la bicicleta. El norte del país, las Ardenas luxemburguesas,  las altas llanuras y los valles boscosos propicios para el descanso le están esperando. Los parques naturales del Our y la Alta-Sure le ofrecen igualmente numerosas actividades deportivas. En el este, la región de Mullerthal, llamada la pequeña Suiza, le ofrece un panorama excepcional de colinas rocosas, bosques exuberantes y rocas de arenisca por donde cruzan los senderos de marcha y las pistas para bicicletas se dispersan en decenas de kilómetros. Los amantes del vino tomarán la ruta de los vinos que atraviesa el valle del Mosela, jalonada por los encantadores pueblecitos vitícolas. Para terminar, en el sur del país, aparecen las tierras rojas, a causa del mineral de hierro extraído de la tierra, que testimonian el pasado siderúrgico e industrial de la región.

Estancia en Luxemburgo: patrimonio cultural e histórico

Su estancia en Luxemburgo es la ocasión ideal para descubrir un patrimonio excepcional. En cada rincón de la ciudad de Luxemburgo encontrará los vestigios milenarios del castillo, así como la red de galerías subterráneas y las casamatas bajo los “cimientos” rocosos de la capital. Siga su visita por el palacio ducal, de estilo mudéjar, residencia del gran duque construida en el siglo XVI. El país cuenta además con un patrimonio religioso importante. Los amantes de la arquitectura podrán admirar la catedral Nuestra Señora de Luxemburgo, de estilo renacentista y barroco. En la basílica de San Willibrord de Echternach, una cripta alberga el sarcófago del patrón del gran duque. En Rindschleiden, en las Ardenas, la abadía benedictina está decorada con frescos que datan de los siglos XV y XVI. Para terminar, los apasionados por la historia apreciarán los 109 castillos medievales presentes en el país, muestra de un pasado glorioso y algunos de ellos perfectamente restaurados como Clervaux, Vianden o Beaufort, mientras que otros han sufrido los embates del tiempo, como ocurre con Dudelange, Koerich o Useldange. De visita obligada es el valle de los siete castillos, el cual, en 24 km a las afueras de Luxemburgo, reúne los más bellos ejemplos de la arquitectura medieval. Este recorrido turístico está flanqueado por pequeños pueblos pintorescos y en perfecto estado de restauración y conservación.

El Mosela le recibe para una estancia enológica

La región vinícola del Mosela le invita a descubrir sus vinos blancos secos y de aguja, cuya fama ha traspasado las fronteras del Gran Ducado. Durante una estancia en Luxemburgo, no dude en pararse en los pequeños pueblos de tradición vinícola para visitar las bodegas que le sorprenderán por la calidad de sus cepas de las denominaciones de origen luxemburguesas. En el corazón de Ehnen, pueblo vinícola imprescindible, podrá admirar las impresionantes mansiones patricias.

¿Sueña con viajar por Luxemburgo? Los hoteles Logis le dan la bienvenida durante todo el año para colmar su deseo de conocimiento de este magnífico país.

¿Le ha encantado la estancia en Guayana? Descubra los otros destinos propuestos en los hoteles Logis, las regiones francesas, Italia, Alemania, Bélgica o Luxemburgo y ¡disfrute del alojamiento de calidad de los hoteles seleccionados en www.logishotels.com!