Volver
Logis Hôtels - Votre séjour en Franche-Comté

Su estancia en Franco Condado, una región de “pura naturaleza”

Franco Condado, región limítrofe con Suiza, Alsacia, Lorena y Borgoña, aúna en todo momento lo bueno y lo bello de la buena vida. ¿De qué forma? Sencillamente de forma natural.

Franco Condado se perfila entre bosques y cursos de agua

Su estancia en Franco Condado le permite descubrir una región tapizada de bosques, admirable por la belleza de unos paisajes perfectamente conservados. El parque natural de Haut-Jura, el parque natural regional de Ballons des Vosges, las cordilleras de la Joux, Massacre o Noirmont… En el corazón de esta región, en ocasiones domada pero a menudo salvaje, se alza esbelta la sombra verde de los abetos.

En Franco Condado, los árboles crecen hasta donde se pierde la vista, lo cual quiere decir que hay presencia de agua por todas partes. Las cascadas del Hérisson, los rápidos del Doubs y del Ognon, los lagos del Jura y de los Mille Étangs de Haute-Saône no son más que algunas sorpresas entre las muchas que le deparan los 5.350 kilómetros de cursos de agua, los 80 lagos y los 320 kilómetros de vías navegables de la región.

Franco Condado le ofrece un patrimonio único

De regreso a tierra firme, dispone de más de mil y una rutas de senderismo para descubrir durante su estancia la riqueza de un pasado histórico y un patrimonio cultural e industrial muy presente. La Saline Royale (salinas reales) de Arc-et-Senans, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, marca un hito en la historia de la arquitectura por su excepcionalidad; una joya auténtica que no hace sombra a los palacios de Arlay ni de Gy. Ni al palacio de Fabulys, que debe su nombre a sus anfitriones: un centenar de autómatas de tamaño natural.

El Franco Condado hay que mirarlo detenidamente, desde todos los ángulos, para conocerlo bien; hay que alzar la vista al cielo para reparar en las múltiples caras de un campanario “a la imperial”, símbolo de los burgos históricos de este condado.

La ruta Pasteur, la ruta de las fortalezas de Vauban, la ruta histórica de Monts et Merveilles: todos los caminos siguen las huellas de la historia. Literal o figuradamente, todos o casi todos llevan a Besançon, capital regional que bulle bajo la copa de su espectacular reloj astronómico.

Franco Condado, una región gastrónoma

Queda un camino que se toma “entre algodones”, el de la gastronomía. Ésta toma los recursos de la propia tierra, donde siempre se ha sabido preparar ahumados, con grandes cantidades de abeto y enebro; salchichas en Morteau y Montbéliard, paletilla y pechuga en las granjas, jamón en Luxeuil...

En cuanto al queso, la región cuenta con un gran embajador: el Comté, que comparte protagonismo con el Morbier, el delicado Mont d'or, el azul de Gex o Septmoncel, así como el legendario Cancoillotte. Sólo tiene que decidir qué vino del Jura desea para acompañarlo: tinto, blanco o rosado.

El Château-chalon, el Arbois, el Étoile y el Côte du Jura aparecen en todas las cartas, así como los originales Côtes de Jaunes, de Paille y de Macvin. Consuma con moderación, pero no escatime ningún segundo de placer.

¿Desea descubrir el Franco Condado? Reserve su hotel restaurante Logis y goce de una estancia en Franco Condado para descansar y maravillarse con los miles de atractivos turísticos y gastronómicos de la región.

¿Desea una ESTANCIA DEPORTIVA para practicar su mayor pasión? ¿O prefiere reservar una ESTANCIA LOGIS junto al agua dado el gran número de lagos, riachuelos y ríos que existen en Franco Condado? Si se considera un auténtico gourmet, no será capaz de resistir la tentación de un menú gastronómico en un BUEN RESTAURANTE de la región.