Volver
Logis Hôtels - Séjour Alsace

Su estancia en Alsacia: enología, alta cocina y descubrimientos insólitos

Alsacia se presenta como una región con innumerables atractivos turísticos, desde las casas con entramado de madera a los castillos “colgantes”, pasando por los viñedos que tapizan los cerros y las especialidades gastronómicas propias de esta tierra.

Ruta de los vinos de Alsacia…

Alsacia es una región famosa por su tradición vitivinícola. Durante una estancia enológica, podrá conocer las siete denominaciones más importantes de la región:

-    Gewurztraminer: un vino suave de aroma intenso muy apreciado como aperitivo o para acompañar un queso curado o un postre.

-    Sylvaner: un vino blanco ligero y muy refrescante que conjuga a la perfección con una mariscada.

-    Riesling: un vino blanco seco y gastronómico, ideal para acompañar carnes blancas, marisco o la típcica choucroute.

-    Pinot blanc: un vino delicado que puede servirse con cualquier plato.

-    Pinot noir: un vino tinto o rosado (el único de Alsacia) de matices afrutados, que se degusta con carnes rojas o embutidos.

-    Tokay Pinot gris: un vino de cuerpo muy aromático, ideal para las celebraciones acompañando un foie gras.

-    Muscat: un vino de gran cuerpo, apreciado como aperitivo.

Todas estas denominaciones de Alsacia se pueden descubrir siguiendo la Ruta de los vinos, que serpentea a lo largo de 170 kilómetros, entre Marlenheil, al norte, y Thann, al sur. La ruta atraviesa unas cien localidades donde los viñedos son sólo uno de los numerosos encantos.

La degustación de un vino etiquetado como "vendanges tardives" (cosecha tardía) o "sélection de grains nobles" (selección de uvas nobles) ¡hará de su estancia en Alsacia aún más grata!

Una estancia en pleno corazón de la historia alsaciana

Tómese su tiempo para visitar el patrimonio alsaciano que irá encontrando por la Ruta de los vinos. Lo ideal es organizar una estancia con etapas cortas para descubrir la muralla del siglo XIII que encierra la bella localidad de Wangen; visitar Rosheim y Andlau; aprovechar una parada en Obernai para subir a la abadía del monte Sainte-Odile, imaginar a Jean Renoir rodando "La Grande Illusion" en el castillo de Haut-Koenigsbourg; interesarse por la labor del centro de recuperación de cigüeñas y la reproducción de nutrias en Hunawihr; descubrir en Colmar los museos de Unterlinden y Bartholdi, célebre escultor a quien los franceses deben el león de Belfort y los americanos la estatua de la Libertad...

Los enamorados del arte románico cuentan con una ruta ideal para ellos, desde Wissembourg, en los Vosgos, a Feldbach, en Sundgau, donde podrán visitar más de 120 lugares de interés en 19 localidades distintas: iglesias, castillos y conventos de los siglos XI, XII y XIII.

Bertschdorf y Soufflenheim son dos lugares de interés para los amantes de la alfarería, donde podrán admirar su cerámica característica.

Estrasburgo cuenta con una catedral donde se puede admirar, entre otros, el célebre reloj astronómico, el órgano Silbermann y los tapices que recrean escenas de la vida de la Virgen. Si pasa por Mulhouse, no deje de visitar los museos dedicados al automóvil, el ferrocarril, la cerámica, la electricidad y el papel pintado.

Para quien desee practicar alguna actividad deportiva, el Club Vosgien dispone de circuitos acondicionados para pasear, descubrir las cumbres y los lagos, el Donon y el Lichtenberg, el Lauter y el Ried.

Alsacia, una región apreciada por sus especialidades gastronómicas

Reponga fuerzas en una típica winstub (taberna) o en un restaurante más elegante donde degustar las especialidades culinarias alsacianas. Si el célebre choucroute es algo que no se debe perder durante su estancia en Alsacia, aprecie también el baeckeoffe o "plato del lunes"; la caldereta del Rin; la flammeküche (tortita flambeada) con el peculiar sabor de la nata amarga, la cebolla y el beicon; el kougelhopf o bizcocho alto... Sin olvidar el inimitable foie gras y la innumerable variedad de embutidos.

Los gastrónomos que deseen degustar una trucha de los Vosgos o una carpa de Sundgau tendrán que ir hasta Altkirch y Winkel para satisfacer las exigencias de su paladar.

Alsacia, una región festiva

Alsacia tiene motivos de celebración en todas las épocas, cuyo ritmo viene marcado por los Messti y los Kilbe, las fiestas del vino y del fin de la vendimia. En invierno, el ambiente de los mercadillos de Navidad, la decoración de las plazas, la iluminación de los abetos… presentan un encanto único. ¡Algo completamente natural en una región que ha popularizado la tradición del árbol de Navidad desde el siglo XVI!

¿Desea recorrer Alsacia durante su próxima estancia? Reserve su hotel restaurante Logis en Alsacia y ¡disfrute de las innumerables actividades disponibles para relajarse y conocer las especialidades de una tierra excepcional!

Descubra los atractivos turísticos de las distintas regiones de Francia en nuestra GUÍA TURÍSTICA. ¿Le gusta la buena cocina? Déjese seducir por la COCINA REGIONAL elaborada por nuestros grandes chefs Logis disfrutando de una estancia temática en uno de nuestros HOTELES RESTAURANTES LOGIS de Francia y Europa.